Campamento de arquitectura en envase de festival de rock

El festival Hello Wood que se realizará en marzo, en Entre Ríos, propone "pensar con las manos" bajo la consigna ConTexto.

Clarín

Construir en comunidad bajo la consigna ConTexto es la propuesta de esta segunda edición de Hello Wood en Argentina, que se realizará entre el 3 y el 11 de marzo, en Ceibas, provincia de Entre Ríos. Si la primera consigna fue hacer ConTacto, esta vuelta al festival de la madera que busca enseñar a pensar con las manos apunta al vínculo. Estudiantes y profesionales, diseñadores y arquitectos, se entregarán a la experiencia de la creación conjunta.

 

“Nos encontramos inmersos en un contexto que construimos a conciencia, donde el equilibrio está dado por la interacción de cada una de las partes”, dicen los organizadores, quienes apuntan a un proceso educativo con la construcción como plataforma para el debate, la innovación y el intercambio de conocimiento. “Hello Wood es una oportunidad profundamente democrática de conectar diferentes generaciones de arquitectos, diseñadores y creativos con diversas actividades culturales, académicas y profesionales”, sugieren.

Los diez proyectos seleccionados son:

Fábrica de Paisaje, Proyecto Las Chimeneas: La obra pertenece a los arquitectos uruguayos Fabio Ayerra, Marcos Castaings, Javier Lanza y Diego Pérez. Según los autores, “es un ámbito de reflexión y práctica sobre el paisaje, el urbanismo y la arquitectura contemporánea que nació durante el verano austral de 2007, a partir del trabajo presentado en ocasión de un concurso internacional de ideas de urbanismo acerca de un ámbito costero, al sur del territorio uruguayo”.

Según explican, es un instrumento pensado para compartir y exponer cierta inquietud generacional sobre cómo intervenir en el espacio disciplinar contemporáneo de manera novedosa y cómo reflexionar con profundidad acerca del futuro del paisaje, el urbanismo y la arquitectura desde el Sur continental.

Pasto. Proyecto Amancio. Paraguas Público: De los arquitectos cordobeses Juan Accotto, Sigfrido Stieger y Mauro Barrio. Una estructura, un artefacto, un paraguas, una sombra. A partir de estos enunciados, los proyectistas plantean que el vacío construido relaciona espacios, otorga escala y protección climática. “Amancio es un generador de tejido social, donde coexisten la cultura, la arquitectura, la ciudad y el paisaje. El contexto de un proyecto, el lugar, el entorno en el que está envuelto, es mucho más amplio que el pedazo de ciudad o de terreno sobre el que se va asentar”.

 

SauermartinsEl observatorio del campo y las estrellas: Elisa Martins y Cássio Sauer proponen una señal de presencia humana, una marca para apropiarse del lugar. “Un acontecimiento en el vasto paisaje que nos conecta y nos identifica con sus campos infinitos, un pequeño observatorio que mira hacia al cielo y a su entorno, un abrigo, un faro, una arquitectura… con tan sólo 1 km de madera”, dicen los arquitectos de Porto Alegre.

Cumbre Equis. Guido Gastaldi y Guillermo Guerra diseñaron una estructura de madera que puede ser entendida como cuatro escaleras que se encuentran en un punto elevado en el espacio: un mirador. La propuesta se relaciona con el contexto, tanto en el plano físico como en el social. “Cumbre Equis es punto de referencia, observación y encuentro, una estructura que permite contemplar, pero también es una estructura para ser contemplada”, sugieren.

Leer el artículo completo